iDoo Academy

Cómo y cuándo usar el modo de alto rendimiento en nuestro MacBook Pro de 16 pulgadas con M1 Max

MacBook Pro 16

Igual que ya hemos hablado del modo de bajo consumo, si estamos delante de un MacBook Pro de 16 pulgadas con un chip M1 Max podemos optar por activar el modo de alto rendimiento. A diferencia del primero, este nos permitirá sacar provecho de la máxima potencia del ordenador, ideal para las tareas más existentes.

Concentrando toda la potencia en una sola actividad

El modo de alto rendimiento solo está disponible en los MacBook Pro de 16 pulgadas con chip M1 Max. El motivo de ello es que la capacidad de refrigeración necesaria para mantener el procesador a unos niveles de calor correctos, solo está disponible en el diseño algo más grueso y grande del MacBook Pro de 16 pulgadas. Así, si estamos frente a uno de estos activar el modo de alto rendimiento es de lo más fácil, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Tocamos en Batería.
  3. Pulsamos en Adaptador de corriente.
  4. Junto a Modo de energía elegimos Modo de alto rendimiento.

Tal como explica la propia Apple en su sitio web, este modo nos dará la máxima potencia y rendimiento, sí, pero lo hará a cambio de un consumo de batería más alto y también de hacer funcionar más los ventiladores para garantizar una correcta refrigeración.

Con este modo activo podemos, por ejemplo, aplicar color grading a un vídeo en formato ProRes a 8K de resolución. Una tarea, todo sea dicho, que la gran mayoría de ordenadores del mercado no pueden ni siquiera soñar con llevar a cabo. El M1 Max es realmente potente, cuando concentramos toda su potencia en una sola tarea, algo de lo que se ocupa el modo de alto rendimiento, las posibilidades son realmente interesantes.

Igual que el modo de bajo consumo del que hemos empezado hablando, es buena idea que nos acordemos de desactivar el modo de alto rendimiento después de haber completado las tareas que hayan requerido su activación. Claro que podemos dejarlo siempre activado, por supuesto, pero para conseguir la mayor eficiencia energética, lo mejor será activarlo solo cuando lo necesitemos.

¡Comparte!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.