iDoo Academy

Cinco recursos para cuando las apps de un iPhone o iPad no se actualizan correctamente

Así podemos solicitar el reembolso de una aplicación que hayamos comprado en el App Store

De forma predeterminada las apps de un iPhone o iPad se actualizan automáticamente. No hay nada en concreto que nosotros tengamos que hacer, sencillamente vemos como de forma periódica las apps muestran un pequeño puntito azul junto a su nombre indicándonos que se ha actualizado desde la última vez que la abrimos. Pero ¿y cuando el proceso no funciona? Tenemos algunos recursos.

Antes de dar otros pasos lo primero que debemos hacer es comprobar que tenemos conexión a internet. La forma más fácil de comprobarlo es abrir Safari y visitar el sitio web de nuestra empresa. ¿No carga? Probemos a reiniciar el dispositivo, esperar unos minutos o contactar con el departamento de IT. ¿Carga? Tenemos algunos recursos para, además de solucionar errores de ubicación en las apps, asegurarnos de que nuestras apps se actualizan puntualmente.

1. Comprobar las actualizaciones manualmente

Lo primero que probaremos en estas circunstancias es buscar e instalar las actualizaciones manualmente. Los pasos son los siguientes:

  1. Abrimos la app App Store en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en la pestaña Hoy.
  3. Tocamos nuestra foto en la parte superior derecha.
  4. Deslizamos desde el centro de la pantalla hasta abajo para actualizar la sección.
  5. Tocamos Actualizar todo.

2. Comprobar los ajustes de red

Si estamos conectados mediante 4G o 5G, de forma predeterminada nuestro iPhone no descarga actualizaciones que pesen más de 200MB. Si es una opción, podemos conectarnos a una red Wi-Fi, si no, podemos cambiar el límite de descargas mediante datos móviles, lo haremos así:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Entramos en App Store.
  3. Tocamos en Descargas de apps.
  4. Elegimos Permitir siempre.

3. Pausar y reanudar la descarga

Si la actualización de una app parece que se ha iniciado pero no hay forma de que termine, lo mejor que podemos hacer es pausar la descarga y luego reanudarla. Esto solo lo podremos hacer durante dicha descarga que se mostrará en la app como una especie de reloj que se irá completando progresivamente.

  1. Mantenemos presionado encima de la app que se está actualizando.
  2. Tocamos Pausar descarga.
  3. Volvemos a mantener presionado encima de la app.
  4. Tocamos Reanudar descarga.

4. Reiniciar nuestro iPhone o iPad

Una opción muy a tener en cuenta que, en general, suele poner fin a algunos errores extraños que a veces pueden ocurrir con los dispositivos. Al reiniciar el iPhone se desconectan y vuelven a conectar todas las redes, con lo que si había algún error debería quedar resuelto.

Tras el reinicio es buena idea buscar las actualizaciones manualmente tal y como hemos visto en el primer punto.

5. Eliminar la app y descargarla de nuevo

Un recurso que no siempre podremos utilizar, ya que eliminar la app significa eliminar todo su contenido, pero cuando dicho contenido es inexistente o está sincronizando con servicios en la nube puede venirnos muy bien. En general, eliminar la app y volver a descargarla debe arreglar cualquier error con la actualización. Un último recurso que está bien tener a mano.

Si llegados a este punto aún no estamos pudiendo actualizar una app concreta, lo mejor es que contactemos directamente con el departamento de IT de nuestra empresa. Tengamos en cuenta que mediante MDM pueden modificarse ciertos parámetros de nuestro iPhone o iPad para alterar el comportamiento de las actualizaciones. Sabido esto, igual que podemos ocultar o desocultar compras en el App Store de nuestro iPhone, iPad o Mac para mantener orden en nuestras listas, lo mejor será una visita, o vídeollamada, al departamento correspondiente.

Imagen | William Hook 

¡Comparte!

Entradas relacionadas

Rellena el formulario para descargar el informe Forrester

iDoo_tech necesita la información de contacto que nos proporcionas para ponernos en contacto contigo acerca de nuestros productos y servicios. Puedes darte de baja de estas comunicaciones en cualquier momento. Para obtener información sobre cómo darte de baja, así como nuestras prácticas de privacidad y el compromiso de proteger tu privacidad, consulta nuestra Política de privacidad.