iDoo Academy

Así podemos ocultar el dock en nuestro Mac: dos formas distintas de hacerlo

Así podemos poner en el dock del Mac solo las apps que están abiertas

Nuestro Mac tiene una cantidad de ajustes que no te puedes llegar ni a imaginar. Ajustes que hacen una experiencia más productiva, como con las esquinas activas, pero también más personal gracias a los cambios que se le pueden hacer al sistema. Cambios en la interfaz como por ejemplo: mostrar o no la barra de menú o bien hacer lo propio con el dock.

Tanto la barra de menú como el dock, vienen fijos y visibles por defecto, es decir, podemos acceder a ellos desde cualquier parte, desde cualquier aplicación. Sin embargo, desde las preferencias del sistema, podemos indicar que se muestren o se oculten de forma automática al pasar el ratón y así ganar unos píxeles en la pantalla.

A continuación te vamos a mostrar dos métodos con los que podrás ocultar el dock de forma fácil. Uno desde las preferencias del sistema del Mac y otro que realizaremos con comandos del teclado. El segundo, también lo podremos usar en el iPad si tenemos un teclado inalámbrico conectado.

Así de simple es ocultar el dock en nuestro Mac

Para el método de las preferencias del sistema, tendrás que seguir estos pasos:

  1. Abrimos Preferencias del Sistema en nuestro Mac. Puede ser desde el dock si tenemos la app, desde el launchpad o bien desde la barra de menú pulsando en el icono de la manzana mordida.
  2. Dentro de Preferencias del Sistema, pulsaremos en el apartado de Dock.
  3. Dentro de Dock, un poco más abajo, verás una ristra de casillas que puedes marcar y desmarcar.
  4. Activamos Ocultar y mostrar dock automaticamente.

Y listo. Así de fácil es ocultar y mostrar el dock automaticamente. ¿Cómo funcionará? Pues el dock no estará siempre visible y cuando pases el ratón por su zona, aparecerá para que selecciones la app a la que quieres entrar. Tenerlo así te permite ganar un poco de espacio en la pantalla que siempre se agradece.

Otro de los métodos para activar este ajuste es a través de comandos del teclado; mucho más rápido y sin tener que buscear por las preferencias del Mac. El comando es el siguiente: option + command + d. Como te dijimos hace unas líneas, este comando forma parte de los gestos que tiene el iPad ucando lo conectas a un teclado.

Con el Dock del Mac puedes hacer otros cambios como por ejemplo: cambiar la animación al abrir y minimizar apps, modificar su posición en la pantalla, hacerlo más grande o más pequeño, etc. Como ves, tienes un sinfín de opciones para adecuar el dock y, por ende, el Mac a tus necesidades personales. Es muy importante que nuestra herramienta de trabajo sea como nosotros nos sintamos más cómodos.

¡Comparte!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.