iDoo Academy

Cómo conectar teclado y ratón al iPad para aumentar tu productividad con el dispositivo

¿Podrá mi iPad actualizar a iPadOS 16?

Ya son varias las ocasiones en las que te hemos hablado del iPad, ese dispositivo que en algunas situaciones puede ser un gran sustituto del Mac. Por ejemplo, te contamos cómo ha mejorado la multitarea o los mejores gestos de iPadOS para sacarle más provecho a la tableta mientras escribes con ella. Hoy es el turno de aprender a conectar teclado y ratón, dos dispositivos imprescindibles a la hora de trabajar.

Conectar teclado y ratón al iPad es muy sencillo. Sin embargo, dependiendo del dispositivo que configures (si es de Apple o no) tendrás que hacerlo de una forma u otra, pero tranquilo, ambas te las vamos a explicar a continuación.

Conectar teclado y ratón al iPad es así de simple

Siempre que tenga Bluetooth, podrás conectar un dispositivo de este tipo a tu iPad. Es decir, puede ser de Apple o no. Por ejemplo, Logitech tiene muy buenos productos que algunos de ellos puedes encontrarlos en una Apple Store. Los teclados son un buen ejemplo. Pero vamos a lo que de verdad importa: cómo conectar ratón y teclado al iPad.

Cómo conectar un teclado a tu iPad

Ambas formas son muy sencillas. Si tienes un Smart o Magic Keyboard sólo tendrás que acoplarlo a tu iPad. Así de simple. Si por contra es un teclado Bluetooth, lo que deberás hacer es lo siguiente:

  • Abrir la app de Ajustes.
  • Ir a Bluetooth.
  • Esperar a que aparezca tu dispositivo en la lista.
  • Conectar el teclado.

Una vez lo tengas conectado, podrás escribir y navegar por el iPad gracias al teclado y sus comandos. En cada aplicación, al mantener presionada la tecla command, te aparecerá un menú con todas las opciones. Algunos de los más útiles son: command + Tab para cambiar entre apps o command + h para salir de las aplicaciones, por ejemplo. Es cuestión de habituarse a ellos porque la mayoría se comparten con el Mac.

Cómo conectar un ratón a tu iPad

Conectar un ratón o trackpad (puede ser el del Mac) es igual de simple. Tendrás que seguir básicamente los mismos pasos que hay que seguir para conectar un teclado:

  • Abrir la app de Ajustes.
  • Ir a Bluetooth.
  • Esperar a que aparezca el dispositivo.
  • Conectar el dispositivo al iPad.

Cuando lo tengamos conectado, nos aparecerá un cursor de color negro, pero podemos cambiar su tamaño e incluso su color de la siguiente manera:

  • Abrir la app de Ajustes.
  • Buscar el apartado Accesibilidad.
  • En Accesibilidad buscar control del puntero.

En control del puntero podrás modificar: el contraste, que se oculte automáticamente si no se usa, el color, el tamaño, las animaciones del puntero y la velocidad del desplazamiento. Como ves tienes una gran variedad de opciones para acomodar el cursor a tus necesidades.

¿Fácil, verdad? Si tienes un iPad y le agregas estos dos dispositivos, lo convertirás en un ordenador de sobremesa. Un dispositivo al que acudir si no queremos trabajar con el Mac, a veces es bueno cambiar de aires para ser un poco más productivos.

¡Comparte!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.