iDoo Academy

Gracias a AirPlay podemos usar nuestro iMac como un monitor externo. Una pantalla más con solo apretar un botón

5 cosas que no sabías que tu Mac era capaz de hacer

Si bien la productividad no aumenta de forma lineal a medida que añadimos más y más pantallas a nuestro escritorio, lo cierto es que un espacio adicional es de lo más interesante para poder movernos por toda la información de forma eficiente. Algo que, si disponemos de un iMac que ejecute macOS Monterey, podremos conseguir con solo apretar un botón.

Una configuración interesante para trabajar en un monitor de mayor tamaño

Tengamos en cuenta que para utilizar un iMac como monitor externo necesitamos disponer de un iMac de 2019 o posterior o bien un iMac Pro de 2017. La máquina, además, debe estar ejecutando macOS Monterey para poder configurarla como un punto de recepción AirPlay. Una configuración que viene predeterminada, pero que podemos repasar, para asegurarnos, siguiendo estos pasos:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Entramos en Compartir.
  3. Si es necesario, tocamos el candado de la parte inferior izquierda e introducimos la contraseña de nuestro Mac para poder realizar cambios.
  4. Activamos Receptor AirPlay.

Fijémonos en que, de forma predeterminada, solo podremos usar nuestro iMac como monitor AirPlay desde aquellos dispositivos en los que hayamos iniciado sesión con nuestro mismo Apple ID. Aunque podemos modificar esta configuración tocando en Receptor Air Play. Aquí aparecen tres opciones: Usuario actual, solo nosotros podremos usar AirPlay en nuestro Mac; Cualquiera en la misma red, todos los iPhone conectados al Wi-Fi al que está conectado el Mac podrán usar AirPlay; y Todos, cualquier dispositivo que se acerque al Mac podrá usar AirPlay. Por último, fijémonos en que podemos establecer una contraseña para evitar conexiones indeseadas.

Consideradas estas opciones ya solo tenemos que conectarnos al iMac. Un proceso muy simple que solo requiere estos pasos:

  1. Accedemos al Control Center en nuestro Mac.
  2. Tocamos en Duplicar pantalla
  3. Seleccionamos el nombre de nuestro iMac.

Gracias a esto, y teniendo en cuenta que al duplicar la pantalla veremos la misma información en ambos ordenadores, podremos, por ejemplo, trabajar en un monitor de mayor tamaño desde nuestro portátil. Una configuración interesante que requiere tan solo tocar un botón.

En iDoo_tech | Un pase de fotos en nuestro iPhone o iPad. Así podemos mostrar contenido a clientes o en presentaciones

Imagen | Quaritsch Photography

¡Comparte!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *